Vibra la Ibero: al grito de “¡Presidente!”, reciben a Ricardo Anaya