Revocación de mandato es un atentado contra la democracia