La democracia está amenazada por la simulación y la mentira