El PAN es el único contrapeso frente al retroceso